La popularidad de los híbridos está asociada a multitud de teorías falsas e ideas erróneas. La manicura híbrida tiene sus seguidores y sus detractores, así es como surgió la diferencia de opiniones. Es hora de tratar todos los mitos sobre los híbridos y de arrojar un poco de luz sobre esta cuestión. He aquí cuatro mitos sobre la manicura híbrida. ¿Los conoces? ¿O quizás creías en ellos?

MITO 1. La manicura híbrida daña la superficie de las uñas

¿Has probado la manicura híbrida y tus uñas se han vuelto débiles y quebradizas? ¿Crees que todo ello es debido a la manicura híbrida? Pues estás equivocada. La manicura híbrida bien realizada no es dañina para la superficie de las uñas. Los daños ocurren únicamente si la manicura se lleva a cabo incorrectamente. Una limpieza excesiva de la superficie de la uña antes de la aplicación del esmalte de uñas, la eliminación del esmalte de uñas limando (en lugar de disolviendo), un esmalte de uñas de baja calidad de marca desconocida; todo ello tiene un efecto perjudicial sobre las uñas. No es de extrañar que con un tratamiento tan incompetentemente realizado tus uñas acaben dañadas. Al daño en la superficie de las uñas también contribuye otro mito…

MITO 2. La manicura híbrida se puede llevar sin pausas

Las uñas necesitan tiempo para descansar después de una manicura híbrida para regenerarse. Los profesionales que llevan a cabo tratamientos de uñas te dirán que las uñas tienen que descansar de la manicura híbrida. Se recomienda hacer un descanso de 2-3 semanas durante las cuales es necesario una nutrición adecuada de la superficie de las uñas. Para ello se puede utilizar calcio, proteínas o aceites (el aceite de jojoba funciona muy bien). También recomendables durante las pausas de los tratamientos son la manicura japonesa y la mascarilla de parafina para las manos.

MITO 3. La manicura híbrida no tiene que ser cara

El esmalte de uñas híbrido original no daña la superficie de las uñas, ya que no es necesario limar la superficie de las uñas. La eliminación de los híbridos originales tampoco causa problemas porque la capa de la uña se disuelve casi por completo en 3-5 minutos. Los productos que imitan a los híbridos requieren mucho más trabajo y dañan la superficie de las uñas después de un solo uso. Así que la manicura híbrida no puede ser barata, porque entonces obtendremos productos de inferior calidad que ni siquiera se parecen a los híbridos verdaderos.

MITO 4. La manicura híbrida no se puede quitar en casa

Al eliminar la manicura híbrida, las uñas están muy propensas a sufrir daños. La eliminación incompetente de la manicura híbrida puede alterar en gran medida la estructura de la uña y dañarla. Es difícil quitar la manicura híbrida una misma, y los métodos implicados como el limado, el rayado, el aplastado y el peeling del esmalte de uñas, pueden dañar seriamente la superficie de las uñas. Es por eso que lo mejor es que se encargue de ello un profesional.