Cómo deshacerse de la celulitis

La celulitis es una pesadilla para muchas mujeres. Aparece en la hipodermis y conduce a la aparición de hinchazón y fibrosis. Podemos reconocerla por los hoyuelos y los nódulos subcutáneos de la piel. La celulitis se crea debido a problemas con el suministro de sangre en la grasa corporal (subcutánea), y es un problema común para las mujeres embarazadas y para la gente que tiene sobrepeso. Suele aparecer en los muslos, las caderas y los brazos. Pero, ¿cómo nos podemos deshacer de ella? Tienes que controlar tu peso corporal, estar físicamente activa, comer sano, usar cosméticos tonificantes, tomar suplementos dietéticos y someterte a tratamientos cosméticos y dermatológicos. El médico debería comprobar tus niveles de azúcar y tus hormonas. El cosmetólogo, por otro lado, puede recomendar los siguientes tratamientos: láser, masaje, ultrasonidos, terapia de calor con radiación infrarroja o aplicación de frío.

Cómo eliminar el bello corporal superfluo

El bello corporal superfluo es otra preocupación de las mujeres. Por suerte, existen varias maneras de conseguir una piel suave. Entre ellas, tenemos: cremas corporales, cuchillas desechables, cera, depilatorios y láser. La elección que hagas dependerá del estado de tu piel, de cuánto dinero quieras gastar y del tiempo disponible que tengas. Durante la depilación, pueden aparecer varios problemas: irritaciones en la piel, alergias a los ingredientes de las cremas, daños en la epidermis y pelo que crece hacia dentro. Puedes evitar todos estos problemas aplicando un par de consejos. Antes de depilarte, frota el cuerpo y, justo después, usa un cosmético calmante e hidratante.

Cómo curar el ensanchamiento de los vasos sanguíneos

Los vasos sanguíneos ensanchados (arañas vasculares) son otro de los problemas que afecta a las mujeres. Aparecen en las piernas y en la cara y afectan principalmente a las personas con la piel del rostro fina y sensible. Entre las causas de las arañas vasculares, tenemos: embarazo, obesidad, llevar ropa ajustada o tacones altos y trabajar mucho tiempo sentado o de pie. Una solución muy eficaz para este problema es el deporte, llevar ropa cómoda y, en casos muy extremos, un procedimiento quirúrgico, que no debería hacerse durante el verano debido al riesgo de irritaciones en la piel. Además, se pueden tomar suplementos dietéticos.