El cuidado del cabello es difícil, porque en muchos cosméticos hay ingredientes que en un principio no nos alarman y cuya venta está permitida, pero que a pesar de ello siguen siendo perjudiciales para nuestro pelo. Leer la composición de los productos para el cuidado del cabello debería ser obligatorio cuando vamos de compras. ¿Qué cosas deberíamos saber y de cuáles nos deberíamos alejar?

SLS/SLES

Bajo estas misteriosas abreviaturas encontramos dos potentes detergentes sintéticos: Lauril Sulfato de Sodio y Lauril Éter Sulfato Sódico. Tristemente, hoy en día es muy difícil encontrar un champú o un acondicionador que no lleve estas dos sustancias, y la razón es simple: son sustancias altamente espumosas. Las propiedades dañinas del SLS y del SLES están basadas principalmente en que secan el pelo y provocan la aparición de caspa y alergias. El uso de estas sutancias puede conducir a un debilitamiento del pelo, a que se vuelva quebradizo y a que se caiga, pero también a un trastorno en la secreción del sebo y a una disminución de los niveles de estrógenos. Se dice que estas sustancias provocan cáncer, aunque esta información no ha sido demostrada.

Aceite mineral, petróleo, parafina

Estos tres ingredientes de los cosméticos para el cuidado del cabello son productos obtenidos durante la destilación del petróleo crudo, y son usados para aumentar el volumen del cosmético. Su principal inconveniente es que obstruyen los poros y absorben polvo y bacterias. Además, pueden conducir a la irregularidad en la eliminación de las toxinas de la piel, pero también provocan la aparición de espinillas y puntos negros, y aceleran los procesos de envejecimiento de la piel.

Analysis of compositionEDTA

El nombre completo de este ingrediente es Etilo-Diamina-Tetra-Acetato, y se trata de un cosmético estabilizador. Es un ingrediente altamente contaminante contenido principalmente en los champús, y puede tener propiedades cancerígenas y conducir a la irritación de la piel, los ojos, las conjuntivas y las mucosas.

PEG/PPG

Otras dos sustancias misteriosas creadas en base al óxido de etileno: Polietilenglicol y Óxido de Polietileno. Se trata de sustancias venenosas que también pueden ser cancerígenas y dañar la estructura de las células, pero que a pesar de ello son usadas en muchos cosméticos de lavado, incluidos los del cuidado del cabello.

DEA/MEA/TEA

Las últimas tres sustancias de las que deberías mantenerte alejada son agentes espumantes. Son la Dietanolamina, la Monoetanolamina y la Trietanolamina. Suelen aparecer en los champús en cantidades de entre un 1 y un 5 por ciento, a pesar de ser la causa más común de sensibilización. Poseen potenciales propiedades cancerígenas, son tóxicas para el sistema inmune y provocan alergias.