Nutrir el pelo desde dentro es una de las reglas básicas en el cuidado del cabello. Proporcionarle al pelo una cantidad adecuada de ingredientes nutritivos es una necesidad si queremos tener un pelo sano, fuerte y bien nutrido. Vale la pena saber qué ingredientes nutritivos le gustan especialmente a nuestro pelo.

Silicio – no sin razón todos los suplementos dietéticos para tener un pelo y unas uñas sanas están enriquecidos con silicio. Esto es debido a que el silicio es una sustancia natural del pelo. Por desgracia, el cuerpo elimina rápidamente el silicio, por lo que debe ser repuesto. Este elemento fortalece el pelo y acelera su crecimiento.

Zinc – el segundo de los elementos recomendados para el pelo es el zinc, porque desempeña una función similar. Suministrar al cuerpo una cantidad adecuada de zinc es extremadamente importante para conservar un buen estado del pelo.

Proteínas y aminoácidos sulfurados – ambos ingredientes forman parte de manera natural de la estructura del pelo y se encargan de mantenerlo sano. Si quieres que tu pelo sea más grueso y fuerte, entonces necesariamente debes suministrar al cuerpo azufre y proteínas.

Vitaminas del grupo B – no hay razón para enumerar la influenca positiva de cada una de las vitaminas del grupo B, porque todas ellas desempeñan la misma función: regular la secreción de sebo en el cuero cabelludo, nutrir y regenerar la estructura del pelo, ralentizar los procesos de envejecimiento, suavizar el pelo y darle brillo. Deberías enriquecer tu dieta con vitaminas del grupo B, como ácido fólico, biotina, inositol, niacina, B1, B2, B5 y B6.

Vitamina C – es otra de las vitaminas esenciales para el pelo. Es necesaria para la conservación de la flexibilidad y la elasticidad del pelo. Es un ingrediente natural necesario para la producción de las fibras de queratina, las cuales componen la estructura del pelo.

Vitamina A – vitamina responsable de la composición química de la barrera protectora natural de la piel; es decir, de la capa lipídica que asegura una correcta hidratación de la piel y su protección.

Vitamina E – llamada la vitamina de la juventud, esta vitamina acelera el crecimiento del pelo y es un antioxidante que protege a las raíces contra la influencia tóxica de los radicales libres.

Hierro – uno de los elementos básicos que forman la estructura del pelo y determinan la velocidad de crecimiento del mismo.

Magnesio – ingrediente nutritivo necesario para la conservación de un buen estado del pelo.

Calcio – elemento con propiedades fortalecedoras y aceleradoras del crecimiento.